MARCO COMÚN EUROPEA EN MATERIA DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

Marco Común Europeo en Materia de Seguridad Alimentaria: la normativa que tenemos que cumplir todos los europeos

Garantizar un alto grado de protección de la salud humana y de los consumidores es una de las misiones de la Unión Europea en materia de Seguridad Alimentaria. En Dabo Consulting asesoramos a las empresas a cumplir con la Normativa en Seguridad Alimentaria y cumplir los estándares de la UE.

Los clientes y los consumidores deben tener la seguridad de que los alimentos que compran y consumen en toda Europa son fiables desde el punto de vista de salubridad. Así, desde 1964 se han elaborado leyes y normas sobre higiene alimentaria en la Unión Europea, a partir de las cuales, se ha evolucionado para anticiparse y proteger la salud de los consumidores, el medio ambiente y garantizar el comercio de productos alimentarios.

Desde la Unión Europea se ha establecido un Marco Común en materia de Seguridad Alimentaria el cual desarrolla y establece los requisitos de las empresas del sector alimentario, que comercialicen productos alimenticios y/o presten servicios asociados a este tipo de productos y que deben cumplir para asegurar que estos productos son seguros para los consumidores.

Esta normativa, que abarca los los requisitos generales de autocontrol sobre los procesos de estas empresas para producir los alimentos, hasta las normas de etiquetado e información a los consumidores, complementa la normativa nacional en materia de Seguridad Alimentaria, teniendo el mismo grado de obligatoriedad que una normativa nacional. Así, esta normativa europea tenga o no transposiciones nacionales son de aplicación en cualquier región de la Unión Europea, siendo vigilado e interpretado su cumplimiento por las Autoridades Sanitarias de cada país.

Como ejemplo, podemos marcar que derivado del Reglamento (CE) nº 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativo a la higiene de los productos alimenticios, todos los operadores alimentarios que operen en la Unión Europea deben controlar la aplicación general de procedimientos basados en los principios de análisis de peligros y puntos de control crítico (APPCC) que, junto con la aplicación de prácticas higiénicas correctas, debería reforzar la responsabilidad de estos; siendo esto verificado a nivel local por las Autoridades Sanitarias de igual forma en todos los países de la Unión Europea.

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario